LOADING

Type to search

Portada

“Soy exigente conmigo mismo”

Share

Una calculadora Texas Instruments programable fue la causante de que Ernesto Barbery, Gerente de Sistema de Lotería Nacional, se enamore de la programación y estudie sistemas. En el colegio leyó todo el manual, le causaba admiración todo lo que podía hacer con ese “aparatito”, tanto que no salía ni a los recreos por usar y crear cuanto programa podía.

Antes de finalizar el bachillerato, programaba en Cobol y Basic. “era muy bueno haciéndolo”, “Así, empezó mi amor por la tecnología y la computación”.

Muchas cosas colaboraron con esa pasión. Aunque de pequeño, decía que sería médico, lo cambió gracias a su afición por los juegos para armar pequeñas máquinas, y la motivación de su padre por la ciencia. “Me interesaba todo, pero más las máquinas eléctricas”. La ingeniería electrónica hubiese sido su profesión, hasta que aquella calculadora programable llegó a su vida y le cambió el rumbo.

Desde 1981, lleva trabajando en el área de Sistemas en distintas empresas, ha desarrollado algunas habilidades y moldeado sus cualidades personales. Confiesa que es obsesivo cuando se marca objetivos, no se conforma hasta quedar satisfecho con lo que logra o hace. “Soy exigente conmigo mismo y mantengo una escala de valoración alta, sin embargo, cuando se trabaja con grupos hay que guiarlos, ayudarlos para ir a la misma velocidad y llegar sin frustraciones”.

Ernesto Barbery, Gerente de Sistemas de Lotería Nacional, lidera un equipo interno de trabajo de 8 colaboradores, y coordina proyectos con aliados estratégicos externos. En su día a día, es vital revisar los proyectos que la institución gestiona a través de procesos digitalizados y electrónicos para la venta y tracking de boletos, etc, coordinar con los colaboradores internos y externos los temas de diseño, seguridad y la parte gráfica. 

La gestión del ejecutivo es de puertas abiertas, los colaboradores reciben el apoyo necesario para su crecimiento, además, Barbery dice que siempre busca que el conocimiento se democratice y los colaboradores estén conscientes de qué se hace y cómo, creando de esta manera, un espíritu de equipo.  “En un día normal, soy tranquilo, pero en momentos de emergencia, hay que actuar inmediatamente, allí, presiono y exijo para obtener los mejores resultados”.

Su “buen ojo” para descubrir las habilidades de sus colaboradores son parte de sus fortalezas. “Trato de ver qué se puede explotar, aprovechar las habilidades y cualidades de los colaboradores que favorezcan su crecimiento, pero también del equipo de trabajo”.  

Estudió en la ESPOL, pero más tarde, también ingeniería comercial. “Ambas se han complementado muy bien, dándome una visión global de la empresa y de IT”.  Aunque admite que le gustaría reforzar sus habilidades comerciales y de marketing para mejorar los argumentos de sus propuestas.

Ernesto Barbery sabe que el desafío más grande de un líder de IT es la adaptación de las tendencias tecnológicas al negocio. Reconoce que los proyectos son distintos, por un lado, están aquellos en el que las decisiones son del equipo técnico y por más complejo que sea el cambio su aplicación se torna sencilla debido a la existencia de pocos participantes o actores; mientras que un cambio que involucra a los usuarios hay que planificarlo extremadamente bien para no generar resistencia al cambio. “Hay que ser efectivo frente al cambio y manejar las inquietudes y temores”.

Una de las experiencias que le han servido en la vida profesional de Ernesto, la vivió con uno de sus primeros jefes. Recuerda que a pesar de que trabajaban bajo presión para entregar un sistema, su jefe nunca perdió la paciencia y tuvo la buena predisposición de compartir todo su conocimiento, inclusive, se tomaba el tiempo para corregir, sugerir, recomendar y dar tips para mejorar.  “Eso para mí fue una gran enseñanza y se ha convertido en una práctica en mi gestión y entre mis colaboradores”

Para Ernesto Barbery, no hay que temer enseñar lo que uno sabe a los demás, a lo que hay que temer es a la mediocridad de uno mismo que no permite avanzar y superarse.

La tecnología no solo lo acompaña en sus actividades laborales cotidianas. Le gusta volar drones, pero también armarlos y desarmarlos, inclusive piensa ensamblar su propio modelo de dron. “Estoy aprendiendo cómo armar un dron comprando piezas por separado y fabricarlo a la medida”, comenta. 

Además, le gusta las cámaras de video y dar paseos en bicicleta con su hijo de 14 años. Forma parte de un grupo de ciclismo con quienes realiza recorridos los fines de semana en distintos parajes de montaña. Recorre hasta 50 kilómetros. 

Sigue las recomendaciones de libros, pero se queda con aquellos libros que le enganchan. Actualmente, lee Hommo Deus del autor israelí Yuval Noah Harari, un libro que sugiere leerlo por el enfoque sobre la evolución de los seres humanos, y las especulaciones sobre su futuro.

Estado civil:  casado

Hijos: 1 hijas, 3 hijos

Deporte: volar drones, ciclismo

Hitos profesionales

2017- actualidad. – Gerente de Sistemas Lotería Nacional

2013-2017.- Jefe de Sistemas de Lotería Nacional

2007-2013.- Jefe de Sistemas Junta de Beneficencia de Guayaquil

2001-2007: Gerente de sistemas Créditos Económicos

1994-2000.- Gerente Computecsa

1991-1994.- Subgerente de Banco del Pacifico 

1987-1991.- Gerente de Sistemas Jhonson & Jhonson

1981-1986.- Gerente de Sistemas Seguros Sucre

Tags:

You Might also Like

Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Abrir chat
Cómo podemos ayudarte?