LOADING

Type to search

Actualidad

Tendencias y Prioridades IT: Sector Consumo

Share

En el sector de retail, la pandemia, adelantó la adopción del comercio electrónico expandiéndose a otro tipo de empresas, la necesidad de innovar y reestructurar sus estrategias de negocio en el corto y mediano plazo donde nuevos modelos de compra en línea y entrega locales será una tendencia cada vez más utilizada.

La transformación digital permite la consolidación de la  industria

El reto inmediato del sector de la producción frente al COVID-19 ha sido implementar, comunicar, y velar el cumplimiento de las medidas de bioseguridad en el circuito productivo. Bajo la nueva normalidad, la tecnología se convierte en un habilitador para elevar los niveles de producción y la eficiencia para el control de los procesos a favor del ambiente.

Para  Juan Pablo Grijalva, CEO de El Ordeño, la tecnología es un habilitador para el futuro, “la transformación digital nos está permitiendo crecer y consolidarnos como industria”, dijo.

Bajo un modelo de producción asociativo, El Ordeño, ha estandarizado los modelos de producción y frente a la pandemia han tenido un buen desempeño. El proceso de transformación según indicó el ejecutivo, inició hace varios años, con aliados estratégicos, Luego de un análisis de cinco meses tomaron la decisión de implementar una solución de ERP con SAP. “Para el cambio iniciamos un proceso de liderazgo y fortalecimiento del talento y la tecnología, la implementación nos ha permitido, durante esta pandemia, estar en casa trabajando bien”.

El negocio del retail no será el mismo

Para Juan Carlos Salame Illingworth, CEO de Crecoscorp, el negocio de retail no será el mismo luego de la pandemia. Aunque el comportamiento del sector ya estaba focalizado a la experiencia e interacción con el cliente, ahora se han acelerado las iniciativas como comercio electrónico, pagos digitales, documentos electrónicos y la experiencia de compra en tienda cambiará a nuevas estrategias no presenciales.

Debido a la imposibilidad de tener tiendas abiertas, los negocios están forzando a tener presencia en línea y buscar canales opcionales de venta. Aunque por la urgencia esa demanda y oferta se está manejando de manera desordenada a mediano plazo se estabilizará, dice el ejecutivo.

Además, esos cambios en el sector, implican gestionar la logística, a mediano plazo,  vemos como de manera organizada surgen iniciativas.  El distanciamiento social para disminuir la propagación del virus, de los próximos meses, incentivará el uso del modelo híbrido,  “buy online, pickup in store” o comprar en internet y recoger en la tienda.

Hay que “alfabetizar” a empresarios y consumidores

Las empresas nacidas bajo modelos de negocio digitales entienden la necesidad de “alfabetizar” de manera correcta a empresarios y al consumidor para facilitar la adopción de sistemas de compra en línea. Pierangela Sierra, CEO de Tipti, menciona que con el COVID-19, el futuro no cambió, simplemente se adelantó dejando un aprendizaje. Las preferencias de consumo y de marcas cambiaron y las empresas tradicionales deben  innovar y re-estructurar su estrategia de negocio para llegar al consumidor, al que aún le tomará algún tiempo para ir a sitios públicos.

Para Pierangela los factores claves de éxito para el CEO deben ir de la mano de la innovación y una reestructuración de la estrategia de las distintas verticales de negocio

En los próximos 5 años se verá una mayor adopción del comercio electrónico de modo que las empresas deben transparentar los presupuestos de venta y los hábitos de consumo.

También hay que analizar las estructuras tecnológicas y si son óptimas para establecer canales de venta hacia el consumidor virtual. Todavía hay dificultades entre los consumidores para entender la funcionalidad de las plataformas digitales, el pago, cancelaciones, devoluciones etc. “Hay que alfabetizar de manera correcta a los empresarios y consumidores para sentirnos cómodos a través de la virtualidad pero a la vez, humanizándola para tener confianza en estos sistemas”.

Las nuevas prioridades en la nueva normalidad

Para Juan Carlos Cisneros, gerente de IBM en Ecuador, gran parte del nuevo normal se reflejará en un cambio en los roles de los equipos de trabajo, en su capacidad de adaptabilidad y flexibilidad. Los roles que conocemos hasta el momento cambiarán, y será necesario nuevas habilidades y herramientas digitales para la toma de decisiones con acompañamiento de elementos de IA, capacidad de interrelación masiva con clientes a través de chatbots.

Para dar continuidad al negocio, el sector de retail adaptará habilitadores tecnológicos como cloud, o servicio end to end para ofertar servicios a los clientes finales bajo experiencias del usuario eficientes.

Para el ejecutivo, el reto de la industria de retail es optimizar toda la cadena de suministros desde el inventario, logística de proveedores y de entrega y llegada al consumidor a través de herramientas como IoT, generar confianza e incorporar tecnología como blockchain que le dé al consumidor la certeza de la ruta de un producto.

Cisneros señala además, otros aspectos clave, mejorar experiencia omnicanal del cliente, agilizar y mantener los procesos de conectividad frente al trabajo remoto que las organizaciones ya han adoptado, y finalmente, la ciberseguridad.

La Transformación Digital el habilitante para la recuperación de las empresas

Luego de la crisis del COVID-19, la transformación digital se convierte en un habilitante para la recuperaciónde las empresas, señala Mildred Valencia, gerente de Transformación Digital  de Telefónica. Su contribución radica en la posibilidad de llegar a los clientes de forma remota para la venta, posventa y recaudación, así como también aporta a la continuidad del negocio a través del teletrabajo del personal, ejecución de operaciones mediante robots y más.

Para la ejecutiva, algunos sectores y empresas estuvieron listos para operar bajo modelos digitales, sin embargo, hay empresas que no han avanzado y deben transformarse como mecanismo de supervivencia, por ejemplo: Un restaurant que operará a menor capacidad deberá impulsar el servicio a domicilio agregando más valor a sus productos/servicios, profesionales de consultoría migrarán a la teleconsulta, call centers a operadores en teletrabajo, back office  humanos a robotización, entre otras aplicaciones.

En la nueva normalidad, la transformación digital no debe ser considerada como un gasto sino como parte de la estrategia, dice Valencia, mientras explica que la transformación digital  tiene  dos fases. La simplificación de procesos que no requiere inversión y trae consigo ahorro, y la etapa complementaria de digitalización donde la inversión maximiza los resultados comerciales, operativos y financieros.

“La Transformación Digital requiere de inversión, que se recuperará en el tiempo a través del incremento de ventas, disminución de gastos operativos y además mayor fidelidad del cliente, quienes son los artífices de los ingresos de la empresa”, finalizó la ejecutiva.

El evento contó con el auspicio de IBM, Tecsinfo y Telefónica Business Solutions

Tags:

Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *