LOADING

Type to search

Tendencias

CNOB fue desarrollado bajo un esquema de trabajo participativo

Share

El Catálogo Nacional de Objetos Biológicos, CNOB, del Sistema de Biodiversidad del Sistema Único de Información Ambiental, SIB-SUIA, es una propuesta para la gestión de datos e información del patrimonio natural: plantas, animales, microorganismos, ecosistemas, genes, etc., que busca garantizar que todos los ecosistemas y todas las especies formalmente descritos y registrados para Ecuador estén identificados con un código global único nacional que permita la interrelación e intercambio dinámico de datos entre sistemas internos y externos, bajo estándares y protocolos definidos y usados mundialmente.

Para el desarrollo de la aplicación se utilizaron metodologías participativas de múltiples actores. La consultora externa Excelencia Corporativa que desarrolló la aplicación trabajó en la recopilación de ideas propuestas y necesidades del personal de la Dirección de Biodiversidad del Ministerio del Ambiente para diseñar un producto adaptado a los requerimientos y cumpliendo el estándar institucional definido por el SUIA.

Néstor Acosta, Especialista de Vida Silvestre del Sistema de Biodiversidad del Sistema Único de Información Ambiental, SIB-SUIA, señala que el producto responde a las expectativas iniciales, sin embargo, luego de un año de su implementación y uso se han identificado mejoras. Actualmente, trabajan en fortalecer la funcionalidad de CNOB a través de servicios web que permita compartir la información con otras instituciones utilizando el bus de datos gubernamentales.

El desarrollo del sistema se adaptó a las políticas institucionales y a las disposiciones dadas por la Dirección de Procesos que siguen las directrices gubernamentales.

Acosta menciona que el SUIA facilitó el ambiente de desarrollo, y posterior ambiente de pruebas en conjunto con el personal de Pruebas de Calidad (QA) del SUIA y el personal técnico de la Dirección de Biodiversidad, y finalmente, revisar el funcionamiento correcto de la aplicación. Con el informe de QA se aprobó la aplicación y empezó su producción.

Actualmente, al CNOB se conecta con los módulos de solicitud de permisos de investigación, solicitud de contratos marco de acceso a recursos genéticos, de solicitud de patentes de Medios de Conservación y Manejo de Vida Silvestre, de Registro de atropellamientos de fauna, de rescates y retenciones, entre otros.

Para Acosta, el desarrollo de la aplicación fue participativo y estuvo centrada en el usuario, se aprovechó la experiencia de especialistas para identificar las necesidades para la gestión de la biodiversidad y además, su conocimiento de procesos.

“Las metodologías usadas siempre se orientaron al usuario, y a dar respuestas inmediatas a las situaciones y requerimientos que surgían el momento que se veía como gestionaría la aplicación la información que hasta el momento se lo realizaba en papel o documentos de hojas electrónicas o procesadores de texto”.

Las mejores prácticas en el desarrollo

  • Organización en etapas del levantamiento de las necesidades, su caracterización hasta dar forma al producto final
  • Uso de técnicas para identificar y visualizar  necesidades
  • Desarrollar ideas sobre cómo se desea gestionar la información
  • Definir en blanco y negro las ideas para llevarlo a implementación.
  • La comprensión del giro del negocio, y un rol activo de los consultores en cada etapa
  • Un diálogo bajo el mismo lenguaje
  • Una interacción oportuna para llevar a cabo actividades de forma óptima.
Tags:

Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Abrir chat
Cómo podemos ayudarte?