LOADING

Type to search

Tendencias

Oportunidades tecnológicas para el desarrollo

Share

Por Jaime G. Albuja. Ex decano de Economía de la Universidad del Pacífico, funcionario Internacional ALADI

El uso extensivo de las TIC, su adopción, bondades y aprovechamiento posibilitan el desarrollo de los pueblos. ¿Cuáles son las oportunidades para Ecuador en la ola tecnológica que al igual que la ola globalizadora es imparable? 

Los despliegues de infraestructura tanto pública como privada promueven el uso de la telefonía móvil de forma extensa. La pandemia, sin duda, empujo de forma vertiginosa el uso del internet demostrando que el teletrabajo, telemedicina, educación virtual, comercio electrónico y promoción virtual es posible a todo nivel. Sin pandemia aún habría extensas discusiones púbicas y privadas sobre la conveniencia de las TIC o no en la economía. Además de esta expansión de infraestructura Ecuador le apuesta al desarrollo de gobierno electrónico en áreas como impuestos, comercio y servicios ciudadanos. En muchos casos de forma extraordinaria y en muchos otros sin recordar que la digitalización requiere la optimización de procesos, costos y tiempo antes que proceder al uso de plataformas. 

En los últimos meses, el país ha logrado renovar procesos de comercio electrónico internacional con el sistema 4×4 (4 kilos y hasta $400 del valor sin pagar impuestos) que fue restringido hace unos años, en parte por pedido del sector comercial local.

Cuando hablamos de oportunidades, el nuevo gobierno tiene la tarea de alinear todas las políticas del estado a la digitalización general de la sociedad y la economía. La pos-pandemia nos presenta una coyuntura que exige pensar en una mejora social y productiva inmediata. Estas políticas de digitalización deberán ceñirse a indicadores que direccionen a los procesos y que hablan de metas y mediciones que se deben alcanzar en lo público y privado para el desarrollo digital, por ejemplo: las mediciones del Doing Business sobre las regulaciones para hacer negocios, indicadores de disponibilidad de red, indicadores de desarrollo inclusivo y de gobierno electrónico. 

Tomando en cuenta los datos de CEPAL sobre el prospectivo pos-pandemia, el Ecuador podría usar una política fiscal dinámica en lo referente a lo digital. La implementación de IVA en plataformas digitales no contribuye a la masificación de su uso sobre todo en la ambigüedad de la lista que el estado considera debería pagar impuestos. Lo mismo sucede con la posible eliminación del ISD importante para el sector aéreo, pero también para las TICs que deberían contar con el mismo beneficio sobre todo si consideramos que es un sector transversal de la economía. 

La última reforma arancelaria de manera general aliviana el costo de producción en varias industrias. Los aranceles bajos o cero alientan la productividad y facilitan el acceso a maquinaria, insumos y equipos que al no tener cargas fiscales promueve la adopción y el acceso a tecnología contribuyendo a elevar los niveles de producción e incrementar las exportaciones de productos y servicios.  En el caso de la industria TIC esta reforma es importante porque permite el acceso a determinados recursos de hardware que alienta el desarrollo de contenidos que favorecen el comercio electrónico, servicios y plataformas. 

Frente a lo ocurrido recientemente con la CNT es urgente una política de seguridad informática y protección de datos en todo el ciclo de la cadena de valor de la información, es decir que considere la protección, monitoreo y gestión oportuna 24/7 en todos los pasos de una transacción. Todo ello, sumado al uso de tecnología para la seguridad ciudadana de manera holística.

También hay temas que continuar trabajando para desarrollar el ecosistema de los emprendimientos digitales y del comercio electrónico y considerar, por ejemplo, la liberalización del mercado de telefonía móvil, la modernización de la ley de bancos y entidades financieras para el desarrollo de la fintech y la bancarización universal. 

La salud también es un ámbito que debe desarrollarse con la mira en proyectos especiales como la digitalización general de las fichas de salud ciudadana, alcanzar al top 50 en Doing Business y un plan que emule al Ceibal uruguayo que impulsa no solo una economía digital sino la medicina digital y aspira a convertirse en un santuario para empresas globales que aterrizan en sus zonas francas centradas en servicios outsourcing. Toda esta propuesta es posible en este período de gobierno. 

Con la red de infocentros, el estado ha logrado desarrollar una importante red de fibra óptica para masificar el acceso y más allá de la infraestructura existente, es posible pensar en la apertura de hotspots en toda la infraestructura estatal aprovechando una amplia red de inmuebles que dispone el estado a lo largo del país cuyos espacios pueden liberarse para dar acceso a internet a los ciudadanos.

También hay que pensar en una amplia y abierta política de datos abiertos para aperturar los datos de producción, logística y comercio apoyando al sector privado. Consultorías, planos, estudios y demás temas contratados por el estado son riqueza que debe ser compartida por todos. Complementando estas oportunidades, la liberalización del sistema de gestión documental del país puede abrirse como acto de transparencia público, fuente de investigación y aporte ciudadano pensando en la implementación de la democracia digital en los próximos años. Los datos abiertos necesitaran capacidad de interpretación para su optimización y uso, y en este punto bien podría aprovecharse la reforma arancelaria para acceder a recursos tecnológicos que faciliten estos procesos y aporten al entorno de negocios sectorial.  

Las ciudades y territorios deben estar presentes con agendas territoriales de tecnología pensando en la convergencia entre lo urbano, rural y en paralelo, una política de internacionalización con una agenda pro cuidado del ambiente, inclusive podría plantearse extender una agenda continental digital en foros y acuerdos internacionales existentes como el Tratado de Montevideo 1980 donde tendríamos la oportunidad de plantear un acuerdo regional de economía digital combinando el comercio con el uso de las TIC para el bienestar de todos. 

Tags:

Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Abrir chat
Cómo podemos ayudarte?