LOADING

Type to search

Análisis y Tendencias

Para entender el Cloud Computing

Share
El cambio que propone el cloud computing atañe a la cultura tecnológica de los usuarios más que a las tecnologías mismas. Se trata de romper la relación de la información que genere un usuario con el sistema operativo instalado en su equipo. En su defecto, es Internet la que proveerá y administrará los servicios de software que éste necesite, pudiéndose invocar desde cualquier lugar del mundo independiente del equipo o dispositivo que utilice.

El cloud computing invita a disponer de infraestructuras tecnológicas de manera que los recursos de TI sean compartidos dinámicamente, estén virtual izados y accesibles como un servicio.

En el contexto de las redes sociales (Web 2.0) esta modalidad ya es rutina. No se requiere de un sistema operativo interoperable para compartir fotos o documentos en torno a Google, Facebook o YouTube, sino más bien de un navegador.

La idea de una aplicación sin lugar conocido y compuesta de piezas provenientes de servidores distribuidos y utilizada en forma masiva e instantánea, es el diferencial que promueve esta tendencia. Pero, ¿cuáles son las ventajas y los desafíos actuales de esta nueva tendencia en las TI?

Ventajas

1. Novedad y diversidad: Más allá de representar un modelo tecnológico novedoso, el cloud computing se constituye en la nueva oportunidad que permitirá a consumidores, prosumers (productores y consumidores de contenidos) y empresas, elegir cómo adquirir o proveer servicios.
2. Optimizaciòn de recursos: El cloud computing permite a las compañías escalar rápidamente, en función de sus necesidades, sin incurrir en fuertes inversiones en software, infraestructura y capital humano.
3. Ahorro: Basados en el sistema de pago por uso, los clientes tienen acceso a un gran número de recursos informáticos asignados dinámicamente, dotándose así de una enorme capacidad de procesamiento y almacenamiento sin necesidad de instalar equipos localmente, lo que se traduce en ahorros considerables, incluso de consumo energético.
4. Amplio rango de servicios: La complejidad de los servicios de la nube va desde de servicios de cálculos sin necesidad de invertir en infraestructura, servicios de almacenamiento de datos y documentos sin tener que ampliar las redes de las granjas de almacenamiento y servidores.

Desafíos para la nube

Al ser todavía una modalidad emergente, el análisis se ha enfocado a develar cuáles son las barreras que deberán franquearse para que la nube llegue a ser una opción aceptada.

1. Confianza: Para los analistas el principal riesgo consiste en confiar las aplicaciones críticas de negocio a servidores distribuidos en diversos lugares del mundo.
2. Privacidad y administración: quién ejercerá el control y administración de la plataforma y, finalmente, quién velará por la continuidad del soporte.
3. Aplicaciones: Para que las aplicaciones funcionen en el nuevo modelo, han de ser escritas de modo que puedan ser divididas entre múltiples servidores. Y como no todas están preparadas para ello, las empresas deberán reescribirlas.
4. Licencias de software: El modelo tradicional de licencia del software corporativo no se adapta bien al mundo del cloud computing, donde la lógica es que una aplicación corra sobre un elevado número de servidores. El desafío está en que el modelo de programación evolucione hacia formas más colaborativas.
5. Interoperabilidad: Para que efectivamente se produzca la interoperabilidad entre servicios, es necesario crear estándares aceptados universalmente.
6. Seguridad: Será necesario que los proveedores perfeccionen sus políticas de encriptación y seguridad física y lógica, garantizar con prácticas estandarizadas altos niveles de disponibilidad, accesibilidad y escalabilidad.
7. Cumplimiento normativo: Hasta el momento es un problema sin solución. El desafío está en crear un cuerpo de normas que considere la lógica de la nube para certificar que la empresa cumple con las regulaciones normativas.

Frente a las perspectivas de su potencial, el cómputo en la nube se encuentra en estado emergente. Se estima que para antes de 2015 sea un modelo maduro con los recursos tecnológicos necesarios para entregar servicios pertinentes a entornos organizacionales de cualquier tamaño.

Está claro que durante ese periodo las estructuras de las compañías estarán mejor preparadas para enfocar el suministro de servicios de negocio mediante las TI. Tal como plantean los analistas, el éxito de la nube dependerá de cómo los servicios se consuman y si realmente abre nuevas oportunidades de negocio.

Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Abrir chat
Cómo podemos ayudarte?