LOADING

Type to search

Tendencias

Metaverso: Realidad o ficción

Share
Por: Moisés Pascual, CDO y CTO de Grupo Futuro

 

Metaverso, el buzz del 2022 en el ámbito de la tecnología, ¿es realidad o ficción?

Sinceramente, creo que es una ficción que se convierte en una realidad que las Big tech y el mercado no saben todavía hasta dónde puede llegar y cuál es su verdadera dimensión.

El propio concepto se divide en dos. Meta que significa “más allá” y verso que hace referencia al “universo”, hablamos de una idea del universo actual y la creación de otro universo como una extensión de la vida actual. Como idea, apareció en 1992 en la novela Snow Crash del escritor Neal Stephenson.

¿Y por qué ahora está tomando forma? Lo que ocurre es que una serie de tecnologías han alcanzado un nivel de madurez suficiente, donde todas confluyen y pueden coexistir en un único ambiente. Estamos hablando de Realidad aumentada, Realidad virtual, Realidad extendida, los cripto activos (NFT y criptomonedas), robótica, gaming, Inteligencia Artificial, avatares, Edge computing, 5G, holografías, etc., además, de conceptos como inmersivo o social. Por tanto, es una ficción que gracias a la madurez de las tecnologías está empezando a ser una realidad.

Quizás la zona cero de este nuevo mundo viene de la mano de plataformas de juegos como Fortnite o Roblox que llevan tiempo desarrollando sus propios mundos virtuales compartiendo la experiencia de millones de usuarios con objetivos comunes, inclusive creando su propia moneda cripto para adquirir y evolucionar hacia nuevas experiencias dentro del mismo entorno.

Cabe preguntarse, ¿actualmente, en qué están trabajando las compañías? Desde mi perspectiva, todos los sectores miran en esta dirección, aunque cada una le da un enfoque diferente en función de su estrategia de negocio. Hablamos de cómo el sector retail intenta que los usuarios realicen compras como si estuviera en el propio centro comercial; la banca desarrolla oficinas inmersivas con una experiencia de usuario semejante a la de una sucursal física pero atendido por un avatar.

El sector industrial tiene una tendencia a explotar el concepto de gemelos digitales soportado por fábricas virtuales donde se prueban nuevos modelos productivos; el sector de turismo trabaja en desarrollar experiencias wow antes de tomar la decisión de compra de los usuarios; el mundo del espectáculo ya presenta conciertos que permiten vivir la experiencia sin tener que desplazarse; y el sector de la moda concentra su atención en los showrooms para visibilizar tendencias y colecciones.

Tampoco se puede entender el metaverso sin abordar el desarrollo de la web 3.0. Hay que recordar que la base de la web 1.0 y 2.0 fueron respectivamente, los contenidos y las redes sociales. La web 3.0 nace bajo el concepto descentralizado e inmersivo para el usuario, él tiene el poder de consumir contenidos no de la manera que han estado acostumbrados a hacerlo a través de los diferentes exploradores existentes, sino que los contenidos serán totalmente inmersivos, el conocimiento se captura de manera experimental, pero en un mundo virtual que refleje la realidad.

Uno de los componentes decisivos en el metaverso será la identidad digital y tecnologías como blockchain, un actor necesario para realizar transacciones seguras, evitar suplantaciones de identidad en el metaverso, y desarrollar el concepto de economía de mercado en toda su amplitud.

¿Qué hacer si quiero formar parte de este nuevo paradigma? El primer planteamiento es definir la identidad como marca o institución que se desea tener en el metaverso; segundo tener la visión sobre que plataforma debo adquirir sea ésta una parcela en el espacio virtual que convive con otros espacios. Además, desarrollar los contenidos considerando las tecnologías compatibles que harán que la estrategia del metaverso en cuestión sea desplegada.

En cuanto a la inversión necesaria, todo dependerá de lo agresivo que quiera ser y de la relevancia del espacio que desea ocupar, en cualquier caso, siempre podrá emitir una oferta inicial de monedas, ICO (Initial Coin Offering).

Finalmente, los aspectos éticos y regulatorios serán claves en el desarrollo del metaverso. En el campo de la ética, los jugadores finales que resulten ganadores tendrán que garantizar la seguridad de la información y evitar el desarrollo de actividades que vulneren los derechos de los usuarios que consuman contenidos en este nuevo mundo.

En el ámbito de la regulación, creo sinceramente, que los organismos públicos deben tomar un rol protagónico y ser actores activos desde los inicios, creando normas que se rijan por estructuras de valor tanto social como económico sin interrumpir su desarrollo. Hay que tener presente que instituciones como Bloomberg prevén que el metaverso generará valores estimados de 800 mil millones de dólares para el 2024.

Grupo Futuro ya está avanzando en este camino, eso sí, no sabemos dónde acabaremos, pero teníamos muy claro desde el principio que identidad queremos tener en el metaverso. Tenemos certeza que debemos empezar por que nuestros clientes puedan vivir la experiencia de nuestros activos turísticos de una manera diferente e inmersiva, que seamos capaces de poner en valor la experiencia de nuestra propuesta con ese punto inmersivo. Igualmente, estamos abordando la gestión de parte de nuestros activos con tecnologías de web 3.0 como los criptoassests y, sobre todo, vamos a ofrecer al mundo una dimensión como Grupo nunca antes visualizada.  Lo que viene, sorprenderemos al mercado.

 

Tags:

Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Abrir chat
Cómo podemos ayudarte?